La histeroscopia es un procedimiento médico que se usa para examinar el interior de útero. A través de este el médico especialista puede observar el cuello uterino, el interior del útero y las aberturas de las trompas de Falopio.

¿Cómo se hace una histeroscopia?

Se realiza con ayuda de un aparato llamado histeroscopio el cual consta de un tubo flexible y delgado con luz que es introducido a través de la vagina para permitir acceso visual al interior del cuello uterino y al útero.

Los pasos con que se lleva a cabo este procedimiento son los siguientes:

  • La paciente toma un medicamento que colabora a que relaje y bloquea el dolor.
  • El médico introduce el histeroscopio a través de la vagina para realizar la inspección visual.
  • Existe la posibilidad de poner gas o líquido dentro del útero para que se expanda y así se facilite la exploración y mejore la calidad de la imagen.
  • Todo se puede ver en un monitor que presenta las imágenes del interior del órgano.
  • Puede demorar desde 15 minutos, hasta una hora.

Usos más comunes de la histeroscopia

  • Evaluar el revestimiento del útero y cuello uterino.
  • Diagnosticar sangrados inusuales en mujeres.
  • Realizar procedimientos de esterilización (bloqueo de las trompas de Falopio).
  • Extraer fibromas o pólipos.
  • Toma de muestra de tejido, también llamada biopsia.
  • Prevención de sangrado con cauterización.

Con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. y Standford Children’s Health.